En el año 2015 como parte del proceso de autoevaluación Multicampus, iniciamos un recorrido etnográfico por las regiones donde la Universidad Pontificia Bolivariana hace presencia, con el objetivo de conocer el impacto social de la Universidad en estos territorios. Conocimos de primera mano cómo la Universidad es un actor activo en la sociedad a través de las relaciones que establece incidiendo directamente en su entorno. Sumado a esto, conocimos la calidad y el sello del humanismo cristiano en las personas que trabajan en la Institución.